Todos y cada uno de los colores y tonalidades existentes, influyen de una forma u otra en nuestro cerebro. Desde pequeños, nos exponemos a una brutalidad de colores que lo estimulan, ¿por qué es tan importante el color en el aprendizaje? O ¿Cómo influyen los colores en el aprendizaje? En el post de hoy te lo contamos.  

Cuando utilizamos un color o combinación de estos adecuada, podemos incentivar a los estudiantes aportándoles atención, tranquilidad, confianza y concentración.

¿Cómo influyen los colores en el aprendizaje? 

Los siguientes colores según la psicología del color, son los que benefician el aprendizaje de los niños 

Verde 

El verde nos aporta concentración a largo plazo y una armonía extraordinaria, de aquí a que muchos colegios los recordemos con paredes verdes. Este color aporta calma, concentración y mejora la eficiencia. También es un color que aporta relajación al cuerpo y ojos, ya que recuerda a la naturaleza.  

Lo podemos utilizar en las paredes, suelos, mobiliario o complementos, pero nunca debemos excedernos con su uso ya que entonces puede volverse en nuestra contra y transmitirnos aburrimiento. 

Morado 

El morado y, por tanto, el lila también, es un perfecto aliado para aportar un entorno llamativo e hipnótico, pero con estado de serenidad. Es un color ideal para combinarlo correctamente con otros, para así poder beneficiarnos al máximo de sus cualidades.  

Naranja 

Este color es un color acogedor que hace que la atención del alumno aumente, además de ayudar a promover la comodidad e incluso refuerza la mejora del funcionamiento neuronal. 

Por otro lado, también puede contribuye a subir el estado de ánimo de los estudiantes, sin excedernos y combinando con otros colores si no queremos conseguir el efecto contrario. Además de oxigenar el cerebro y así aumentar la sensación de fortaleza, algo esencial cuando hablamos de abordar los estudios. 

Azul 

Este color ayuda a mejorar la comprensión lectora y debido a este hecho es mejor para estudios de niveles superiores como diplomaturas, doctorados, tesis, etc. 

El azul es favorable también para transmitir calma y relax sin importar cómo sea la tonalidad: oscura, media o clara. Quizá los claros son mejores apuestas, pero los oscuros aportan a los espacios sobriedad y seriedad. 

Blanco 

La pureza, el comienzo, la perfección, la inocencia son algunas de las tantas cosas que nos puede llegar a transmitir este color. Podemos utilizarlo en paredes, muebles o complementos, siendo un acierto seguro para estudiar o trabajar en equipo.  También es ideal para utilizarlo en aulas donde se necesita transmitir sensación de limpieza, como en laboratorios y aulas de estudiantes de enfermería, medicina, odontología, etc.  

¿Qué colores son los que distraen o molestan a los alumnos? 

Rojo 

Este color no es recomendable para zonas de estudio debido a que tiende a estimular y sobreexcitar, por lo que no es aconsejable para personas hiperactivas. No significa que no podamos tener absolutamente nada con dicho color, simplemente debemos saber usarlo con moderación y que nunca sea protagonista. 

Naranja intenso o fuerte 

Aunque antes hayamos recomendado el naranja por la ayuda que nos brinda para prestar atención, entre otras cosas, las tonalidades más fuertes o vibrantes son desaconsejadas. Este, al igual que el color anterior, aunque en menor medida, puede sobre estimular así que será mejor utilizarlo en pequeñas dosis. 

Exceso blanco y azul 

Aunque son dos colores más que recomendables, no se debe abusar de ellos, ya que pueden llegar a crearnos sensación de frialdad, distanciamiento e incluso angustia. Por este motivo, debemos combinarlos con otros colores siempre.